La Miel de la Alcarria

Recogiendo un panal para extraerle la mielGran parte de la miel que se produce en Castilla-La Mancha se genera en La Alcarria, ya que la privilegiada situación de esta comarca hace que crezcan multitud de plantas aromáticas de las que las abejas extraen su miel. La miel de la Alcarria es la única miel en nuestro país que cuenta con la etiqueta de Denominación de Origen.

La miel es uno de los alimentos más energéticos y deliciosos que existen y le debemos el saborear este maravilloso producto al trabajo laborioso de las abejas que se encargan de convertir el néctar de las flores en la codiciada miel. Una vez que la transportan a la colmena, la miel tiene que pasar por un proceso de maduración, para finalmente ser recolectada y filtrada para su consumo.

La miel de La Alcarria tiene su origen en las flores y las plantas silvestres, y las que se utilizan para su elaboración son aquellas que pertenecen a la familia de las labiadas, que comprenden unas 3000 especias de plantas, principalmente hierbas y arbustos aromáticos como el romero, el espliego y el tomillo. La miel se origina en las 10.527 colmenas registradas actualmente y se vende en estado puro o cristalizada.

La podemos clasificar en tres tipos que detallamos a continuación:

  1. Miel monofloral de espliego (Lavandula latifolia y lavandines). Este tipo de flores se cosechan durante la época de bastante calor o durante el verano. Su color es ámbar y tienen un aroma característico a lavanda. Su gusto varía desde el sabor dulce al salado e incluso al ácido.
  2. Miel de romero (Rosmarinus officinalis). Se cosechan durante la primavera y también son de color ámbar, pero en tonos más claritos. Predomina en ellas el néctar y el romero y su gusto es dulce aunque con algunas notas ácidas.
  3. Miel de milflores o multifloral. No tiene un néctar determinado y su color varía del ámbar claro al oscuro. Su gusto es dulce con notas ácidas.

Para acondicionar la miel, preservar los aromas y los componentes la miel de la Alcarria se somete a un calentamiento nunca mayor a 45º. El proceso de pasteurización no está permitido ya que puede perjudicar notablemente las propiedades de la miel. El resultado final es la Miel de la Alcarria, con un sabor exquisito y un aroma incomparable. Su textura es densa y el color de la miel va del amarillo al dorado.

La miel de La Alcarria se compone de hidratos de carbono siendo la fructosa y la glucosa los elementos que más predominan. Además, tiene un contenido muy bajo en humedad lo que hace que sea más densa o pastosa.

Abeja sobre flor en un campo de la Alcarria